LA FIEBRE DEL GIN TONIC

LA FIEBRE DEL GIN TONIC

Después de unas largas jornadas de trabajo, reuniones y compromisos, el fin de semana ya nos pisa los talones. Contamos las horas para que lleguen esos días de descanso y diversión con familiares y amigos, pero en realidad aún no tenemos ningún plan definido. O quizás sí. ¿Sucumbimos a la fiebre de los gin tonics?

 

Se ha convertido en el indiscutible rey de los cocktails, y como tal no deja de ser el número uno en los mejores bares de la ciudad. El gin tonic ha dejado de ser una bebida al uso, una simple combinación de ginebra y tónica, un trago más bien mundano de bar oscuro y mala fama. Semillas, frutas, infusiones y especias se han convertido en ingredientes habituales, casi imprescindibles, que elevan el rito de su preparación a la categoría de arte.

 

Cientos de bares en ciudades de todo el mundo ya lo consideran como su producto estrella, y las cartas especializadas en diferentes tipos de ginebras y combinaciones de sabores son ya una exigencia habitual. Y es que la variedad que podemos encontrar de esta bebida alcohólica es casi infinita, y las marcas de ginebra, que están experimentando una verdadera época dorada en los últimos tiempos, saben bien cómo aprovechar el éxito.

gin_tonic_vips_2

 

Las hay con aromas e ingredientes novedosos y poco habituales en esta bebida. Hendrick’s, de origen escocés, una de las marcas exclusivas más reconocidas a nivel mundial, es una excelente apuesta para los paladares más atrevidos, ya que sus notas de pepino y la esencia de pétalos de rosa de Bulgaria le otorgan un sabor muy especial, convirtiéndola en la favorita de muchos sommeliers. G’vine Floraison -de origen francés y con un exclusivo proceso de elaboración con base de uva en vez de cereales- o London Nº1 -con su característico color azul y cuidado método de destilación en alambique tradicional- son otras de las marcas, presentes ya en nuestro país, más veneradas y con más fieles seguidores.

 

Reservar una noche para deleitarse con el placer de disfrutar con este cocktail puede ser el plan perfecto. ¿El secreto? Copa de balón, tres o cuatro piezas de hielo, 5 cl de ginebra, un botellín de tónica bien fría y aromas al gusto. Definitivamente corren buenos tiempos para el gin tonic. ¡Celebrémoslo!



Abrir chat